Un poema, desde el cambio

Navego sobre un barco de papel,
dentro del mar que son mis ideas.
Mientras hago fuerzas por llegar a la orilla,
las ideas me hunden mi idea.

Ya no recuerdo que pensaba,
más aún sigo remando.
Y al llegar a la costa,
ya mi mente no tiene brillo.

Las ideas que no pienso,
me han mojado mi luz.
Mi luz, mi vela, mi lámpara,
pero de a poco mejoro mi táctica.

Dejo que las ideas ataquen a mi barco,
que se pierdan en su fervor destructivo.
Más mi idea no es el barco, ya no,
mi idea soy yo, quien llego a puerto.

Fruto de mi vida,
en desarrollo para mi esencia.
Llegar a despertar y florecer,
en cuerpo, carne y consciencia.

- Por fecha 27/03/2016 - 

Expectativa Cero


Zorro en foco

- Por fecha 26/03/2016 - 

Expectativa Cero