Sobre el fracaso

El fracaso no es más que un sonido fuerte para despertar, tomar el mando de nuestra propia vida y continuar.
No existe aquel fracaso definitivo que nos han enseñado. No es real, ni es posible.
Fracasar en si es fallar, es errar en la diana, en la mira. Es pegar a otro lugar que al deseado.

Hay que tomar responsabilidad, volver a focalizar; limpiar los ruidos que creemos deseos y ver lo que se desea realmente.
Hay que, primero que todo, dejar de hacer lo que veníamos haciendo; porque volveremos a caer en la misma rutina de fracaso-castigo que hemos traído y ha funcionado por varias generaciones.

Esta no es nuestra falla. Estamos manejándonos en un patrón de conducta y él nos dice que hacer, cuando y como hacerlo también.
Esto no sirve de justificativo, no hay que utilizarlo para quitarnos la responsabilidad; somos responsables de nuestra vida.
Esto sirve para ser conscientes de nuestras vidas, para poder ver y elegir.

Errar no está mal, fallar no es algo castigable.
Somos seres que estamos en una experiencia humana y esta conlleva tomar decisiones, algunas acertadas y otras no. Lo realmente importante es aprender de nosotros mismos, del otro y de buscar mejorar constantemente.

- Por fecha 04/04/2016 - 

Expectativa Cero


Recuerdo de una civilización

- Por fecha 03/04/2015 - 

Expectativa Cero