El inconsciente

Observa, todo lo observa. Dice lo conveniente, siempre con tinte hiriente.
Llega a todas tus partes, teniendo algo para agregarte.
Aunque no lo veas, está.
Aunque no lo escuches, te habla.

Solo puedes saber de él, observando a tu mente.
Con él no se batalla, pues conoce tus debilidades.
Con él no se vive, pues su vida es tu ausencia.

Le tememos y lo negamos. Habita dentro nuestro, escondido pero manipulando.
Lo tenemos como enemigo, teniendo la posibilidad de tenerlo como nuestro mejor aliado.
Es por él y por su contradicción que se puede encontrar la cura.

En el está nuestro desierto, nuestro dolor y sufrimiento.
Transitarlo es nuestra propia cuarentena.
Gracias a él está nuestro propio regreso.

... El inconsciente ...

Expectativa Cero


Frases DIII

"Suplir el dolor con fantasías es continuidad de dolor y ratificación de conducta."

-

"Que se rompa la ilusión. Destruir lo que no es.
La realidad permite crecer."

-

"La vida es cambio constante. La vida es sinónimo de incertidumbre.
Salir fuera del confort, tomar riesgos al vivir.
Vivir es tomar riesgos. Confort es seguridad, eso no existe."

Expectativa Cero


¿Preparado o parado?

Dicen "hay que estar preparado para todo", pero como es posible estar parado de antemano para todo lo que pueda suceder. Estar ya listo para defender, devolver y reaccionar ante lo que va a suceder, cualquiera sea el acontecimiento futuro.
Prepararse para algo es como estar haciendo ciegamente -con mente ciega-. Está relacionado con la anulación de los sentidos y la intuición para estar listo con el instinto y reacción.

Yo creo que hay que estar parado en uno eternamente, o al menos hasta que esta experiencia llamada vida cumpla su ciclo orgánico.
Parado en mi mismo me permito accionar a lo que esté aconteciendo ahora. Dándome una respuesta, utilizando mis sentidos y escuchando mi intuición.

Parado en mi mismo; habitando mi presente.
Hay que estar dispuesto y disponible a lo que devendrá.

¿Y qué devendrá?, el resultado de mi hacer.
¿Y qué hacer?, el que está aconteciendo ahora mismo.

Expectativa Cero


Su último viaje

Registró por última vez su gabinete, no quería olvidar nada para su viaje.
La partida era inminente y las ansias lo tenían más acelerado que de costumbre, y eso no era poca cosa. Siempre había estado de aquí para allá, de entre esto y aquello.
Desde su niñez el siempre había jugado varios juegos a la vez, con varios amigos imaginarios diversos. Él siempre había tenido la avidez de crear juegos nuevos, era parte de su necesidad y sus impulsos. Ramas rotas servían para determinado juego, mientras unas nubes existían en otro; uno se jugaba en un este planeta y el otro en otra galaxia.
En su juventud, había practicado varios deportes juntos además de haber trabajado todos los días de la semana. A estos actos le adjuntó la lectura, y se fue haciendo instruido conocedor de varias artes.
Los deportes, el trabajo y la lectura tuvo su rédito. Fue formando un cuerpo duro, fibroso y fuerte, con un capital para poder invertirlo y con la sabiduría de una buena decisión.
Siempre había tenido muchas tareas y obligaciones, y aún así tenía el tiempo para estar con su mujer, para agasajarla tanto con cosas como con sentimientos y actos. Luego, los niños y niñas también se sumaron a sus prioridades, pero nunca dejando de hacer cosas, de leer ni de viajar.
Hoy, el paso del tiempo ha dejado un cuerpo cansado, una mente con menos luces y una cama vacía. El tiempo le ha hecho vivir miles de experiencias, entre ellas bellas y dolorosas. Ver el nacer como el partir, ver el tener como el perder.

Hoy, está listo para su último viaje como si fuese el primero. Con las mismas expectativas y emociones. Y hoy parte, no porque desee irse de aquí sino porque siempre le ha gustado viajar y vivir nuevas experiencias.
Y hoy parte con su corazón colmado de amor, con gratitud en su interior y con una sonrisa de satisfacción.

Y revisa por última vez su gabinete, para ver que no se esté dejando nada para su viaje; aunque bien sabe que no se va a llevar nada.
Revisa su gabinete porque allí deja 5 cartas, una para cada hijo e hija.
Hoy parte sin llevarse nada. Hoy parte dejando todo.

Su último viaje, o el primero de nuevas experiencias.

Expectativa Cero


Ahora ...

Siguiendo los lineas invisible que estaban dibujadas para su vida, andaba sin sentido ni ganas. Andaba porque así se lo disponía aquellas lineas.
Su corazón estaba sin latido, dentro suyo. Su mente le dirigía entre obligaciones, responsabilidades y reputaciones.
El estaba rígido, sin pasión. Andaba como andan los maniquíes, quietos y llevados por algo más.

Maniquíes sin sentidos, sin latidos... sin pasión.
¿Es que somos plásticos vacíos, rígidos e insensibles?.
¿Es que la linea invisible no se asemeja con una línea de producción, aquella que siguen las máquinas transportando mercadería para guardar?.

¿Será que no soy nada de eso y que lo que soy lo dejé a la espera de mi regreso?.
¿Será que tengo un corazón para que lata, una piel para que sienta, unos ojos para que vean y una mente para que piense?.
¿Será que mis piernas caminan a mi ritmo, a propia elección y que no sigo a nadie sino que son guiados por mi?.

Y tan solo me pregunto preguntas sencillas. Que acercan respuestas sencillas.

Ahora... Accionar.

Expectativa Cero


Su sueño

Puso una semilla por debajo de la tierra; y con ella puso la esperanza. Luego vio salir un primer, pequeño y frágil, brote; y con él su esperanza comienzo a crecer.
Mientras fue creciendo, las esperanzas de vida fueron siendo algo a lo que se aferro fuertemente. A cada día que iba a regarla, a cada momento que pasaba y posaba en ella sus ojos.
Transcurrieron varios meses y su planta había crecido ya bastante. En ese transcurso las hormigas la tomaron como fuente de alimentación hasta casi dejarla sin hojas ni brotes entre otros acontecimientos que estuvieron cerca de acabar su vida.
Llegó el momento en el que la maceta donde la había puesto ya le estaba quedando pequeña, y limitando sus posibilidades de existencia.
Con la inversión del deseo de futuro, de crecimiento y desarrollo como árbol, es que decidió trasplantarla. El tema le surgió en que iba a ser mejor, que podía hacer para que la planta pueda lograr lo que el deseaba, para que pueda realizarse, tal como él lo quería.
Entre muchas opciones tuvo que elegir. Estás pasaron entre el dejarla en la maceta o buscar a algún conocido que la quiera aceptar hasta el plantarla en un campo verde o regalarla a un puesto de jardinería.
Dejarla a quien se encargase de ella, quien la amase y la cuidase; a quien la nutriera y le permitiera crecer como el quería que fuera era su mejor opción. Y comenzó aquel trabajo de encontrar quien se encargara de cuidar su planta -futuro árbol- y que haga que su deseo se realice.

Este momento lo angustiaba, ya que él había tomado del piso la semilla y, él también, la había plantado para que crezca. Fue también él quien la regó, cuido y ayudo para que no se la coman ni se muera sin sol ni agua, ni insolada ni ahogada.
Como se supone, también fue él quien la mantuvo y asistió. Y él es quien resguarda por su futuro y que quiere que su futuro, el del arbol, sea el futuro que él deseaba.

La angustia lo fue tomando preso y lo fue ahogando. Tanto tenía puesto e invertido en su planta, en su futuro árbol, que no podía permitirse fallar. El sufrir creció hasta tal grado que el insomnio lo comenzó a acompañar.

Una noche, en una de aquellas noches donde pudo dormir ya que sus noches no eran de noches, sino era tan día como los mismos días; tuvo un sueño que todo lo cambió.
En aquel sueño se encontraba sentado mirando al jardín y a su lado, estaba la planta. La planta, para su sorpresa estaba sentada también, en una silla a su lado. No pudo decir palabra alguna, la sorpresa lo había paralizado. Fue ella, la planta quien le comenzó hablar de forma natural y sencilla y él a escuchar.

"Te preocupas demasiado. Te angustias demasiado. Te agradezco desde mi más baja raíz hasta mi más alto tallo por el haberme dado una mano y dejarme cerca de la tierra. Por haberme regado y cuidado de que no me destruyan ni tempestades ni animales."
A lo que él le comenzó a agradecer y a darse un poco de gloria por sus actos pero ella lo detuvo con calma y le hizo mantener silencio nuevamente, y continúo con lo que decía.

"Has puesto en mi mucho de tí. Has puesto en mi tus esperanzas y tus proyectos, como tus miedos e inseguridades. Has colocado sobre mi tus deseo y fantasías, como también tu angustia y amor.
Has puesto mucho en mi y te has vaciado de ti, poniéndolo en mí."
Ante estas palabras el hombre comenzó a defenderse y a plantearle que no era agradecida, que él quería lo mejor para ella... Y nuevamente ella lo miró fija y profundamente, produciendo nuevamente el silencio en sus labios.

"No soy ni agradecida ni desagradecida ante sus actos. Como tampoco me responsabilizo de tus deseos ni miedos, ni tus angustias ni proyectos. Yo tan solo me encuentro viviendo mi presente,
Mi experiencia está sucediendo en el aquí-ahora. Para mi no existe, ni siquiera pienso en mi futuro. Existe esto que estoy viviendo y con ello me basta."

Y luego, ella se levanta de la silla y va hasta su maceta; se acomoda y lentamente coloca sus raíces bajo tierra. A lo que le dice, con un amoroso "Disfrutame aquí y ahora; disfrutá de disfrutar aquí y ahora. Disfruta el estar vivo aquí y ahora. Y pon en ti tus deseos, tus proyectos y tus convicciones; como también pon en ti tus miedos e inseguridades, y resuelve además tu angustia.
Toma todas las cargas emocionales que me has transferido a mi y asimilalas nuevamente. Ellas son tuyas y si no están en tí no puedes sanarte ni vivir en armonía.
Te recuerdo que tus cargas no me pesan, porque no me hago responsables de ellas. Mi vida no me pertenece, tan solo la vivo. Prueba a hacer lo mismo".

.... Y él despertó de aquel sueño, y se preguntó si había sido un sueño.

Expectativa Cero



FRASES DII

"Rompe en llanto frente a la muerte, tan solo quien no ha vivido realmente."

-

"Dios dijo y luego vió sus palabras hacerse realidad.
Si copiásemos aquel acto, aprenderíamos a decir correctamente."

-

"Poner la vida en todos los actos honestos que haga. Ella está en juego."

Expectativa Cero


Transcure

Caen del cielo gotas que antes le fueron suyas.
Caen y se explotan en el suelo.
Aquel que las recibe en agradecimiento,
las absorbe y las multiplica.

Crece una flor de entre las piedras y tierra,
crece desde una semilla olvidada en el camino.
En sus pétalos está el vínculo con las abejas,
y en ellos, el arco iris refleja sus colores.

Lame una madre a su cría,
crece un feto dentro de un huevo.
La vida crece a todo momento,
hasta en la muerte fría.

Entre recuerdos de mis pasados,
entre suspensos de mis futuros.
Entre experiencias de la naturaleza,
entre idas y vueltas.

Todo transcurre entre un caer,
un crecer y florecer.
Transcurre entre nutrir y multiplicar,
entre dar y recibir en lo dado.

Vivir y morir, multiplicarse, multiplicando.
Saberse aquella gota, aquella flor.
Aquella asistencia al nacer,
naciendo en cada nacimiento.

Expectativa Cero


Mi punto .

Corre un niño por la calle, escapando de nadie; tan solo está jugando.
Asoma con cuidado una niña por entre la oscuridad, temiendo a nadie; tan solo está jugando.
Épocas de un pasado no tan pasado. De unos momentos no tan lejanos a nuestro tiempo actual.

Es que me freno a ver a la gente, a la mayoría de la gente, y en ellos veo la sombra del miedo, la preocupación y la inseguridad. En el mismo lugar donde antes estaba el destello de la risa, de las ganas, del coraje y el valor.

Y hasta que punto todo es como es y no como elijo que sea; hasta que punto puedo ser aquel desconocido al que no se le temía, o el hombre que hace un acto de bien y luego desaparece entre las calles de una ciudad sobre poblada de prejuicios.
Y hasta que punto yo elijo lo que vivo, pensando que elijo algo más "mejor" y que termino absorbido por aquello elegido. Tener un auto, una moto, una casa; y hoy han pasado a tenernos a nosotros, es por ello que estamos dispuestos a dar lo que nos pidan.

Y hasta que punto mi sonrisa es manchada con pinceladas de mi sangre, sudor y lágrimas.

Todo esto es hasta el punto que uno lo decida. Puede ser punto y coma, punto seguido, punto aparte o punto final.
Puede uno darle la continuidad con algún justificativo.
Puede uno darle el cambio hacia otra continuidad, desde otra perspectiva.
Puede uno darle un tiempo, espacio y distancia y luego volver a recaer en ello por la necesidad y la carencia.

Como también puede uno utilizar el punto final. Aquel punto que define el cambio. Aquel punto que da un cierre de ciclo y abre un nuevo cuento a escribir y contar.
Y este punto no es rechazando, deformando o hasta ocultando lo pasado. Este punto va más allá de todo eso.
Este punto es el de inflexión y expresión de un cambio que ha llegado para escribir en uno una nueva historia.

Cada punto se elije y no se es juzgado. Cada quien puede elegir, en relación a su proceso, como puntuar este momento en su vida.
Y este, en este momento, es mi punto.

Expectativa Cero


FRASES DI

"Cuando buscan el modo de encasillarte es porque les es mas fácil el rótulo que la persona."

-

"En este día, donde todo es oscuro y nublado; ¿podré ver, aunque sea, el sol en mi interior?."

-

"Mejor el ruido fuera que dentro de uno pues allí buscando tu atención, tu energía.
Mientras que si estuviese dentro, creeríamos que no está y que somos ello."

Expectativa Cero