Los extremos

Siempre dicen que nunca se dice. Nunca se dice que siempre va a pasar.
Los extremos se tocan y seguimos en extremistas.
Así andamos en esta vida; entre cero e infinito.
Saltando locamente sin cesar, sin ver que los extremos tienen algo muy particular entre si.
Los extremos son tan solo una manifestación, por carencia o abundancia, de la totalidad.

La totalidad es; siempre y nunca. La totalidad es; vida y muerte.
La totalidad es y por ello no divide, porque ella es indivisible.
Está en todos y en todo y en nada.
Nosotros, las partes, nos vemos carentes de ella y nos auto-segregamos.

Los extremos existen en nuestra mente; dentro de nosotros.
Soltando ese concepto es como llegamos a percibir a la totalidad dentro y fuera nuestro.

Expectativa Cero