Poema al despierto

millares de pies caminaron,
miles de manos acariciaron,
cientas de narices respiraron,
pocos corazones sintieron.

Clama la tierra por sus raíces,
lloran los ríos a cada gota.
Suspira el aire en cada movimiento
y el humano anda ausente.

Chispea el fuego,
queriendo revivir la vida.
El humano construye cemento,
separando a la tierra del cielo.

Compadezco por mi,
dentro mio y de tus mis hermanos humanos.
El dolor que siento,
lo siento en mi corazón que siente.

El cambio está en mi,
aguardando mi coraje y valor.
Aguardando para que decida,
y tome acción.

Cuando será el momento,
si el presente me suena correcto.
Porque el lamento,
si tengo el para que, que es hacia donde veo.

Expectativa Cero