Caen las barreras

Se caen las barreras y la realidad comienza a asomarse. Se cayó la muro de Berlín y se pudieron ver las condiciones de vida, de conceptos y realidades de cada lado.
Se caen las trabas idiomáticas y se empieza a ver que aun sin hablarnos, podemos entendernos.

Trabados estamos en levantar murallas, que serán derribadas. El más duro también llora, tarde más o menos.

La realidad está por sobre las estructuras o bases mentales y conductuales. La realidad aguarda pacientemente a que nos dejemos de escapar(nos), de negar(nos) y de mutilar(nos) dividiéndonos de todo y de nosotros mismos.

Se caen las barreras y la realidad comienza a asomarse. Vincularse con la realidad es tener una actitud realista.
Las barreras están para romperse, para sobreponerlas; las barreras están para levantarlas y vincularnos con el otro que esta del otro lado y con nosotros que estamos en oposición a nosotros mismos.

Expectativa Cero


Soy diferente a vos

Soy diferente a vos.

Pienso diferente a vos, hablo diferente a vos. Camino diferente a vos, veo diferente a vos.
Mis razonamientos son diferentes a vos, como también mis modos de responder lo son.
Mi modo de mostrar mi emoción es diferente a vos, como también el de mostrar mis dudas.
Me visto diferente a vos y como diferente a vos, también mis gustos son diferentes a los tuyos.
Hago diferente a vos y hasta desayuno diferente a vos.
Tengo color de piel diferente al tuyo, como también de pelo y ojos.
Me parezco diferente a vos y soy diferente a vos.
Tantas diferencias e igual seguimos siendo, primariamente, lo mismo.
Tantas diferencias y nos vemos como diferentes, en vez de diversos.

Soy diferente a vos y esa diferencia no me asusta, no me aterra.
Soy diferente a vos y aún con esa diferencia puedo vivir y aceptarte.

... No, no soy tan diferente a vos...

Expectativa Cero


La trampa

Idearon una trampa tan sencilla que llegue a ser infalible; y funcionó. La misma constó en hacer que siempre nos falte algo, que siempre querramos algo más.
Como se logró?, con tiempo y constancia.

Hoy en día estamos persiguiendo un sueño o deseo, que al alcanzarlo pierde su color y su forma. Por consiguiente apuntamos a un nuevo sueño o deseo y comenzamos a perseguirlo, hasta alcanzarlo.Cuando lo alcanzamos pierde su color y su forma. Y allí nos disponemos para uno nuevo.

Creo que no cabe seguir con el circulo vicioso de "deseo" e insatisfacción.
Esta fue la trampa que idearon y dieron movimiento. Sencilla e infalible.

Expectativa Cero


FRASES XXXXXXXXX

"Las distancias que más duelen son las internas."

-

"Hemos hablado y nos hemos mirado a los ojos; y no nos hemos entendido.
Es que hemos usado caretas y guiones; nunca nos expresamos de corazón y alma."

-

"Caen los velos de las negaciones y con ellos caigo yo.
Verlos cara a cara, desde mi lugar más bajo para luego superarlos y levantarme."

Expectativa Cero



Pensamientos sobre el vivir

Ese lugar seguro, ese lugar de paz y calma; ese lugar de confort y conocido no es más que la boca de nuestro demonio esperándonos para continuar consumiéndonos.
Es que la cueva que vemos como seguridad está plagada de nuestros miedos y demonios, aquellos que no vemos y que están allí.
Cada vez que nos acercamos a la salida de la cueva, o que salimos de ellas nos asustamos. Vemos lo que hay fuera y nos aterroriza. La luz hace todo brillar, todo tener color, todo ser como es y no como creo o quiero que sea.
La cueva da la seguridad de lo conocido, la seguridad de lo seguro. La cueva me calma y me protege. La cueva es mi amiga.
El fuera de la cueva es decir el bosque y el campo, las montañas y los ríos, los mares y los cielos es todo lo que atentan contra mi vida.

Y cada vez que nos acercamos a aquella salida escuchamos una voz que nos recomienda regresar; y cada vez que salimos de aquella cueva escuchamos aquella voz que nos reclama que volvamos a su seguridad.
Y estamos refugiados en esta vida. Y estamos escondidos en esta vida. Y estamos con miedo en esta vida. Y estamos apagados en esta vida. Y estamos andando a oscuras en esta vida.

Estamos, eso de seguro; estamos ausentes en el silencio y vacío. Estamos desconectados hasta de nosotros mismos.
Empeñamos nuestra vida con la promesa de vivir felices y gratificarnos. La falsa promesa que promete la mentira y el miedo, para poseernos indefectiblemente.

Los demonios y los miedos, nuestros peores demonios y miedos están en la cueva. Se pasean libremente por la oscuridad, a la que le conferimos el estatus de seguro.
Allí está quien nos "come" nuestra energía y nuestra vida. Y tontamente hemos aceptado creerles, a ellos mismos, que lo peligroso y malo está fuera de aquella cueva.

Allí donde radica la vida misma, allí es donde tenemos miedo de salir. O será que el miedo nos tiene y elije que vivir. Será que los propios demonios, en vez de ser impulsores de nuestro desarrollo son dominadores de nuestros pensamientos, decisiones y acciones.

Allí, fuera de esta cueva tan querida por nosotros existe la vida. Allí es donde se vive, porque aunque se muera allí fuera, se murió viviendo.
Allí, en mi corazón esta mi vida, está mi valle y montaña, mi río y pradera, mi mar y mi cielo. Allí es donde tengo que ir, hacia allí tengo que salir.

Mi corazón, mi senda y mi gurú.

Expectativa Cero


FRASES XXXXXXXXIX

Digo y no me escucho; hablo ausente de mi deseo.

-

Una gota que acaricia a la flor, es la flor por aquel instante.

-

El dinero no es negativo; lo negativo es lo que se hace, con o sin dinero.

Expectativa Cero


Desnudando a "la verdad"

Decir la verdad; ¿pero que verdad será esa?. Desde donde nace "la" verdad, si es que tiene algún punto de partida.
Y lo que puedo observar es que "la" verdad está pensada para dividir, para confrontar, para enfrentar a un otro. La hemos desarrollado como bandera de "aquí estoy yo y esto es lo que yo digo que es".
No existe ni la ni verdad. Hay diversas posturas, opiniones, percepciones, ideas, gustos, elecciones, modos que serían ese "la" que ya deja de ser tan catedrático y se acerca a lo particular.
Verdad, es también algo decretista. Decreto como es y no existe posibilidad de cambio, de otra idea.
El decir "la verdad" es determinar que yo tengo esa "verdad" y que no existe otra idea ni postura. No se permite el diálogo, ni se invita a la interacción entre personas. 
Se confronta con el otro. Él espera mientras uno habla para dar "su" verdad; en ese momento yo espero para volver a reafirmar "mi" verdad.
En este modo no hay vínculo con un otro, ni interacción ni interpretación; nos negamos, no nos permitimos, conocer al otro, entender al otro, saber del otro.
Compartir opiniones es bajarnos del pedestal de "la verdad" y relajar el dedo acusador que señala de forma violenta a quien no opina como uno. 
Compartir opiniones es abrir las ideas, abrir la propia mente y experiencias. Compartir es partir con un otro en una nueva experiencia, una nueva aventura.

Decir "la verdad" es perder objetividad y ponernos en rígidos.
Ser honestos y congruentes con nuestras ideas y sentimientos, al hacer, es lo que se debería de hacer y digo debería porque cada cual es libre de elegir.

Démosle un poco de aire a "la verdad"; cambiémosle el tono por "mi opinión" y veamos como nos permitimos vincularnos y como nos sentimos intercambiando opiniones, sin tener que defenderlas a violencia verbal y física.
Opinemos y compartamos; volvamos a la unidad respetando al otro, sabiendo que las partes conforman a un todo que no se cree a si mismo como "la" ni "verdad" y que elije el cambio como senda y las experiencias como aprendizaje para evolución.

Expectativa cero


Poema al despierto

millares de pies caminaron,
miles de manos acariciaron,
cientas de narices respiraron,
pocos corazones sintieron.

Clama la tierra por sus raíces,
lloran los ríos a cada gota.
Suspira el aire en cada movimiento
y el humano anda ausente.

Chispea el fuego,
queriendo revivir la vida.
El humano construye cemento,
separando a la tierra del cielo.

Compadezco por mi,
dentro mio y de tus mis hermanos humanos.
El dolor que siento,
lo siento en mi corazón que siente.

El cambio está en mi,
aguardando mi coraje y valor.
Aguardando para que decida,
y tome acción.

Cuando será el momento,
si el presente me suena correcto.
Porque el lamento,
si tengo el para que, que es hacia donde veo.

Expectativa Cero


Y si optamos por cambiar

Si tus palabras no salen de tu boca, por tus labios, como puedo yo comprender lo que tu mente piensa, lo que tu corazón siente.
Como es que pretendes que yo pueda comunicarme cuando tengo una idea de lo que te sucede y no tengo tu realidad, tu percepción de la realidad, de lo que te sucede.
No nos entendamos entre las partes, como es que se puede formar un todo. Como se concibe una unidad cuando las partes están desunidas, cuando no nos conectamos; cuando estamos aislados y nos repelemos.

Estamos parados en extremos opuestos, poniendo negaciones y prejuicios a lo que puede ser un vínculo, de cualquier índole.
Ponemos trabas y desde allí reclamamos al otro por sus trabas. Negamos nuestras carencias, nuestras negaciones y nuestras estructuras deformistas. Negamos para sentirnos seguros, sensatos y sanos.
Negamos nuestra propia salud y nos suicidamos.

Cada cual en cada vereda, mirando al otro. Cada cual en cada vereda señalando al otro. Los de un lado, hacia el otro; mientras los de aquel lado señalan a los de acá.
Allí radica esa división, vemos a veredas por separado y no concebimos a la calle como unificador de esas veredas, como parte unificadora de un barrio,de un pueblo, de una ciudad, de un país, de un continente, de una comunidad (ya que el planeta tierra está unido).

Las divisiones son las que destruyen la vida, son las que nos aíslan y segregan; son las divisiones las que nos ponen a unos con otros y siempre hay un "malo" o un peligroso en algún lugar, de algún color, con algún estilo de ropa.

Comuniquemos, dialoguemos, expresemos, mostremos lo que nos pasa, compartamos, coexistamos.
Las diferencias están en las ideas y las ideas no nos gobiernan; ellas están al servicio nuestro.

Dejemos las veredas, habitemos las calles y las veredas, las casas y las plazas; habitemos en coexistencia.
Amemos... y sintamos el amor, amándonos.

Expectativa Cero



Y así es

Claro que todo lo que me pasa va a dejar de pasar; claro está que todo lo que me sucedió, no me sucede.
Clarísimo es que mi futuro no está decretado ni sentenciado.

Entonces cual es mi situación que me focalizo en que todo lo malo no cesa de pasarme a mi, en que lo que me sucedió se sigue sucediendo y que es como es mi vida y que mi futuro ya está dictaminado y que será igual de malo que mi pasado o peor.

Que parte mía es la que ataca a si misma. Porque hago autodestrucción, autoflagelación, autocastigo. Que sucede en mi mente que le gusta destruirme, verme tirado en el piso y sufriendo.
Que parte mía es la que busca que no viva mi vida, que utilice cualquier medio de escape para ausentarme y para vivir una irrealidad en la cual piense que soy feliz.

Si tanto puedo ver que eso no me hace bien, como es que no puedo dejarlo?, tan fuerte es mi dependencia al dolor, a la desvalorización, al mal trato y a la aceptación que puedo dejarme abandonado a mi mismo?.

Si se, de forma sentida, que mi pasado ya no es mi presente. Que lo que me ha pasado y me pasa, tanto bueno como malo, va a dejar de pasar. Que mi futuro está condicionado a mi hacer diario, con este hacer abro, o las cierro, posibilidades y probabilidades en cuanto lo que deseo.

Se que nací, se que voy a morir y algunas veces se que estoy vivo. Saber no es lo mismo que pensar ni creer.
Saber es una certeza. Ese saber descansa en nuestro corazón, vinculado con el sentir y no con las emociones.

Se lo que hay que cambiar; tener coraje y continuar. Ir en constancia del saber.
Uno sabe, siente, cuando está consciente en la propia vida.
Y así es.

Expectativa Cero