Y si probamos...

Como se puede comprender que todavía no veamos con nuestros propios ojos; que dejemos a otro que vea y que diga, luego, lo que vio para que nosotros confiemos ciegamente en ellos. Y digo ciegamente porque es sin ver ni pensar; no analizamos nada ni revisamos nada de lo que nos dicen.
Como puede ser que sigamos por esta vida sin darnos cuenta de dos hechos trascendentales de esta vida; el  inicio y el fin.
No existe,  en esta experiencia, la eternidad. Y compramos esta idea, de mantenernos eternos, jóvenes, cirugizados y plastificados.

Compramos por no ver, compramos por no pensar. Compramos por no sentir.
Compramos alienarnos con tal de escapar a la muerte, a la perdida, a la culminación de un ciclo.

Darse cuenta de que uno tiene una vida sola, en esta vida, puede ser aterrador y puede paralizarnos; pero esto dura unos pocos segundos o minutos.
Luego de ese lapsus de pánico y estaticidad sucede algo mágico, comprendemos que esta vida es nuestra; que estamos vivos, aquí y ahora.

Ser consciente de que vamos a morir nos muestra, por reflejo, que estamos vivos. Y saber que estamos vivos nos permite tomar la decisión de vivir.

Despertar la intuición.
Sentir, pensar, hacer.
Vibrar y vivir.

Ser únicos entre tanta diversidad.
Ser lo mismo probando diversas apariencias y experiencias.

Probemos vivir un vida, despiertos... veamos que se siente.
El miedo gritará y dirá lo que deba para controlar...
Salten al vació, moverse es salir de la estaticidad que propone la muerte.

- Por fecha 25/03/2016 - 

Expectativa Cero


Allí delante, el descanso deseado.

- Por fecha 24/03/2015 - 

Expectativa Cero


FRASES XXXXXXXIV

"Limpio mi pasado, no buscando sanarlo, sino sanándome a mí aquí-ahora."

-

"Hacer que no te conozco, hacer que no has existido; cuanta más energía me consume que aceptar que ya no compartimos nuestra experiencia juntos."

-

"El rol que hoy ocupas, es el real; lo otro es la resistencia de mi ego a aceptarlo"

- Por fecha 23/03/2015 - 

Expectativa Cero


Paloma esfinge

- Por fecha 22/03/2015 -  

Expectativa Cero


El supuesto mendigo, segundo encuentro

Luego de aquella frase que me había soltado, no lo volví a ver; y con ello volvió el acto rutinario.
De a poco fue ganando terreno y colmando mi persona, hasta el punto que volví a vestir de la misma forma, a andar por la misma calle y mirar a las mismas personas, con la misma cara.
De vez en cuando pasaba por aquel lugar donde había encontrado a ese loco, sentado contra un árbol con su pan y su agua.
El desaliento de volverlo a encontrar fue condicionándome en mi hacer, y cada vez me enfurecía más conmigo por buscarlo con la mirada; y casi ya estaba terminando de acallar o esclavizar esa parte mía pero justo en los últimos momentos de ese deseo de verlo, él apareció.
Estaba sentado, nuevamente, allí. En el piso, apoyado en el árbol. Con su sonrisa peculiar y con su calma y placer en sus gestos y mirada.
Un día después de su aparición, decidí ir a increparle de su acto. No era posible que me hiciera lo que me hizo, que me dijera algo que me turbara mi mente y que luego desapareciera para que no pueda seguir nutriéndome.
Así fue como al otro día, sin tomarme tiempo para otra cosa, fui hasta ese árbol y me puse de cuclillas junto a él; no quería que nadie escuche a una persona cuerda, recriminarle a un loco su actitud de desaparecer por el tiempo que lo hizo.

 Al acercarme y disponerme a hablar me sentí atrapado por su mirada. Me miró fijamente, en paz y dándome una sonrisa como bienvenida. En sus ojos estaba aquel destello, mezcla de fuego y universo.
No dije una palabra, me lo quedé mirando y mi actitud ofensiva torno a una postura pasiva. Callé y quedé observándolo, aunque no sabía porque; tan solo era que su presencia me inspiraba aquel estado.

En un momento, que no se cual fue porque perdí noción del tiempo que estuve allí, observándolo, el inspiro -¿es que no había respirado en todo ese tiempo o tan solo no le había prestado atención?- para luego decirme dos cosas.
La primera frase que me dijo fue: "Lo puro y real es en si mismo."

Luego de soltarme esta frase sus ojos brillaron como si se estuviese reflejando el mismísimo sol en sus ojos, y luego agregó una sonrisa como de certeza en su frase.

Yo no emitía ninguna palabra, ni por mi boca ni por mis ojos -ya que a veces uno pregunta o dice con la mirada-.

Antes de tener la misma acción que la primera vez que me detuve junto a él, aquella palmada en mi pierna derecha y el gesto para que siga caminando, me soltó una frase más. Fue como una tarea para el hogar.
Decía: "Para aprender uno debe estar dispuesto y disponible. Uno debe soltar lo que tiene y allí, habitando el no-tener uno puede comenzar a tenerse."

Terminó su frase y su suave empujón en mi pierna hizo que me pare, para no caerme, para luego ponerme a caminar. Como en trance me fui, queriendo comprender lo que me había querido decir.
Mientras caminaba, me di cuenta que mañana él no iba a estar en aquel lugar y ello hizo que me pregunte el porque de su justa aparición, cuando esa curiosidad estaba por desaparecer.

- Por fecha 21/03/2015 - 

Expectativa Cero



Transitando bajo su vista

- Por fecha 20/03/2015 - 

Expectativa Cero


FRASES XXXXXXXIII

"Tortura lo que a uno lo posee, aunque nos creamos poseedores."

-

"Independizarse es hacerse independiente y realizarse."

-

"No me confrontes; no estoy allí cuando vayas a buscarme. Te estaré esperando en el amor."

- Por fecha 19/03/2015 - 

Expectativa Cero


 Por sobre las propiedades privadas, la naturaleza
- Por fecha 18/03/2016 - 

Expectativa Cero


El supuesto mendigo , primer encuentro

Todos los días eran rutina; todos los días eran la repetición del anterior, en si mismos.
El sol salía del mismo lugar, usaba la misma ropa, caminaba de la misma forma; transitaba por las mismas callejuelas, esquivando a las mismas personas. Pensaba las mismas cosas, poniendo las mismas caras.
Todo era lo mismo, todo era la mismísima repetición en su máximo exponencial.
Todo menos algo, que por ser "no-rutina" no encajaba con nada y hasta casi pasaba desapercibido.
Aquello era un hombre, de ropas sencillas, con cara relajada y despejada de barbas. Aquel hombre se recostaba contra un tronco de un árbol, sin más en sus manos que un pedazo de pan y un vaso con agua.

Con el paso de los días, fui escuchando que decía cosas pero como yo iba en mi rutina de ausencia no comprendía que decía. Si podía ver, a veces, su sonrisa y, tantas otras, escuchar una risilla pícara cuando ya estaba alejándome.

No pasaron ni 2 meses, que mi intriga fue la que me colmó y decidí ir atento a lo que sucedía. Si, parecerá que pasó muchísimo tiempo, ya que 60 días puede ser mucho tiempo, pero no es así cuando uno compara que he vivido más de 30 años -10950 días- en un modo rutinario.
Y un día fui decidido a escucharlo, a saber que decía. Mi interés y ocupación, de ese día, no era llegar a trabajar, hacer mis mandados, cumplir con horarios y vestirme como debía. Ese día fui tan solo a escuchar lo que decía el hombre.
No recuerdo que ropa me puse, ni que camino hice. No recuerdo si estaba el sol sobre mi o si las nubes estaban jugando entre los dos.
Si recuerdo que llegue al hombre y que frené a una distancia cercana, porque también hay que cuidar la imagen de uno y no mostrarse interesado por lo que un loco, o quien sea que se sienta en el piso contra un árbol con un vaso y un pan, pueda decir.
Y casi le escuche decir algo, pero la gente que se cruzaba entre nosotros hizo que no pueda captar sus palabras; si pude verlo a él mirándome a mi y tuve una sensación nueva, una sensación que no pude explicar pero que la puedo describir como si lo conociera y hubiese un vínculo entre nosotros.
Al próximo día, ya no tuve reparo de nada más que de escucharlo y verlo. Y no me preocupe del día, de la ropa ni de la gente; ni de que me vean parado cerca de aquel individuo.
Así fue como ese día, me terminé encontrando parado junto a él, con toda mi atención focalizada en sus labios y palabras. Está vez si lo escuche; el dijo:
"Ámate tal como el universo te ama. Puro y Real. Y no dudes de su amor, duda de ti queriendo dudar de su amor."
Luego de esta frase, me miro y sonrió. En sus ojos un destello de luz hizo hizo que le devuelva la sonrisa, como cómplice de su locura, o de su acierto en la frase.
Con una palmada en mi pierna derecha, me hizo gesto para que siga caminando mientras su boca emitía una risa tan jovial y llena de vida.
Le hice caso y continué mi andar mientras esta frase danzaba por cada célula de mi cuerpo, generando chispas que yo no me había percatado.

- Por fecha 17/03/2015 - 

Expectativa Cero






Aún mucho por andar

- Por fecha 16/03/2016 - 

Expectativa Cero


Ella

Ella, del otro lado; yo no pudiendo llegar.
Así fue parte de aquel viaje tan raro que me tocó vivir en aquella vida, de la cual recuerdo pantallazos de imágenes con cargas emocionales.
Ella estaba enfrente a mi, pero distante. Era un verla pero no distinguirla; era un no tenerla pero saberla posible. Y no hay peor embrujo que el de la posible posibilidad, manipulada por la necesidad y la carencia.
En esta vida esa imagen no representa más que una imagen, pero si le siento la carga que con ella viene. Y esa carga si se que me representa e interpele.
Esta vida está plagada de vidas pasadas; tiene en su carga, por experiencias y sucesos, los aprendizajes no asimilados y aplicados.

Cual vida habrá sido; o es que fue en esta vida y yo prefiero dividirla. Para que esta vida no sea tanto dolor, para poder transitarla mejor.
Ella, aquella persona que no recuerdo su cara pero si sus caricias.
Ella, aquella que vivió y que hoy tan solo es una imagen y mucho sentir.

- Por fecha 15/03/2015 - 

Expectativa Cero


El Mago

- Por fecha 14/03/2015 - 

Expectativa Cero


FRASES XXXXXXXII

Tienes todo para crecer; prefieres permanecer bajo tierra por miedo al cielo.
Nunca verás tu potencial si no te liberas de tus pesos y oscuridad.

-

Ilumínate, eres un ser de luz. Abre tus ojos, permite que esta luz salga por ellos y de vida a tu mundo.


-

Mis zapatos, se encajan a mi pies; más ellos caminaron todas las pisadas de la humanidad.
Somos la misma experiencia, desde diversas partes.

- Por fecha 13/03/2015 - 

Expectativa Cero


Por las callejuelas de Darjeeling

- Por fecha 12/03/2015 - 

Expectativa Cero


Ella partió

Lloro al recordar a la persona que ya no está a mi lado; y por cada lágrima esbozo una sonrisa.
Mis lágrimas son de tristeza y de dolor. Mis sonrisas son de amor y gratitud.
Esta persona ya no está a mi lado, ya no está en mi vida. Esta persona ha fallecido y yo debo de aceptarlo; y realizar el debido duelo.
Es mi responsabilidad saber transitar esta etapa de dolor, con amor.
Ella ya no está y en su ataúd está el cuerpo que ella uso; pero se en mi interior que ese cuerpo no es ella.
De a poco irá decantando el todo dolor hasta llegar a ser todo amor.
Las lágrimas mojan mis ojos, mejillas y comisuras de mi boca; y nutren a mi sonrisa; tal como la comida agridulce.
La pérdida no es mía, ya que tengo en mi toda la experiencia con ella vivida. Tengo en mi todo este sentir de placer, amor y muchísimos recuerdos que me vinculan con ella -que me vinculan dentro mío con ella-.
Y de a poco iré comprendiendo que ella solo morirá cuando yo la olvide; cuando deje de estar presente en mi corazón y en mi sentir.
Y al momento en que sepa esto, la recordaré a ella y a todos los demás -a los conocidos y a los que no- para recordar mis vínculos, mis valores y que el amor está por sobre todas las cosas.

Así, hoy lloro por su partida. Y lloró porque se va a extrañar en cuerpo.
Así, hoy, también, sonrío a cada recuerdo. Y sonrío porque tengo, en mi su recuerdo eterno vibrante.

Que mejor manera de ser inmortal que esta; recordar a todos vibrando amor en el proceso.

- Por fecha 11/03/2015 - 

Expectativa Cero


Continua

- Por fecha 10/03/2015 - 

Expectativa Cero


La vibración

La música despierta mis sentidos y con ellos despierto yo. El ritmo que me llega es el que vibra en mis células.
Adopto posturas, gestos y movimientos acorde a la vibración que llega desde el exterior.
Este mismo acto se puede realizar gestionando nuestro propio ritmo interior, nuestra propia música; nuestro propio sonido y vibración.
Adoptar el estado que deseamos, el ritmo y vibración que deseamos en un estado consciente.
Atento de lo que sentimos, de lo que pensamos, de lo que decimos, de lo que hacemos, de lo que vibramos.

Mi vibración es como yo deseo vibrar en mi mundo, y mi mundo vibrará en sincronía con mi música.

Siempre aparecerá un sonido que desafine; pues tan solo está allí para recordarte que estás comenzando a desafinar y es tan solo volver a mantener el ritmo deseado y elegido.

El amor es una vibración, la paz es una vibración; la libertad es una vibración. Como también lo son la  sonrisa, la bondad, la contención; la asistencia y el buen hacer.

Elegimos que vibrar -vivir- siempre.
Si no lo estamos eligiendo conscientemente; denlo por seguro que lo estamos eligiendo inconscientemente.

¿Que ritmo/vibración/música deseamos para nuestra vida?.... ¿que esperamos para vibrarlo?

- Por fecha 09/03/2015 - 

Expectativa Cero



En su isla

- Por fecha 08/03/2015 - 

Expectativa Cero


Sucede

Temo que me lastimes, y te lastimo.
Temo que me insultes, y te insulto.
Temo que suceda algo, y lo hago.
Todo mi hacer está consumido por mi temor.

Digo lo que no deseo,
y pienso lo que no pienso.
Siento ya ni recuerdo,
mis emociones me dictan mi vida.

Colapsa en mi, mi potencial de ser
mi alma llora, y aún así me ama.
Cierro mis ojos para no ver,
y aún la luz me habita.

Cuanto he pensado, hecho y dicho
de lo que hoy me arrepiento.
Cuanto veo de mi pasado,
y en ello no me veo.

Hoy tengo la posibilidad,
la eterna posibilidad del cambio.
Hoy el coraje me habita y despierto.
Hoy elijo cambiar y mantenerlo.

- Por fecha 07/03/2016 - 

Expectativa Cero



Pupila de la noche

- Por fecha 06/03/2015 - 

Expectativa-Cero


Mi nuevo inicio

Sucesos carentes de amor. Sucesos colmados de odio.
Sucesos de incoherencia e inhumanidad. Sucesos de dolor para cada ser humano que habita este plano.

Sucesos que suelen sucedernos desde largo tiempo y que, en vez de disminuir, aumentan.
Sucesos que los alienan de nuestra propia humanidad, hermandad y fraternidad.

Hemos llegado al punto de no ver a un otro como un hermano, como alguien que amamos aun cuando no lo conocemos.
Hemos llegado al punto de mirar con odio las creencias o valores de un otro.

Hemos llegado y así estamos. Viviendo un infierno en el mismo lugar en el que se podría vivir un paraíso.
Elegimos vivir ese infierno, la posibilidad está en nuestro corazón; elegimos no sentir.

El dolor de la pérdida se sanará. El espacio de la brecha se llenará.
Las personas se distancias y generan un abismo entre ellas. Y le embullen odio y segregación. Todo lo que esté de su otro lado, está distorsionado por odio, miedo y rechazo.

La muerte de cualquier ser humano es la muerte de un hermano/a mío.

Elijo ser la brecha; elijo ser el que une. Y para unir debo, primero, unirme a mi mismo. Unir las partes que están divididas en mi. Antes de decir, debo hacer; y para hacer primero debo encarnar.
Elijo sentir el dolor, que es lo que me acerca mejor a mi amor.
Elijo sentir la pérdida y contenerla con amor.

Tomo noción de mis partes, para saber que está en juego.
Escucho en mi, lo que en mi yace. 
El conocimiento está en mi, buscarlo afuera es por lo cual me he perdido en primera instancia.

Primero amar a la humanidad, holográfica, que habita en mi
Primero dar luz al abismo que separa mis partes, para ver que yo soy uno y que el abismo en verdad me une.
Desde allí puedo multiplicar, desde mi pensamiento - sentimiento - acción.

Reconocerme y saberme quien soy. 
Ser divino en condición humana; y la condición humana es sensible.

- Por fecha 05/03/2016 -

Expectativa Cero


Atento

- Por fecha 04/03/2015 - 

Expectativa Cero


Corren las cosas mientras me mantengo atento

Corridas de ideas y pensamientos se agolpan, una tras otra en mi mente. Son ellas las que se ocupan de mantenerme ausente de mi sentir; son ellas las que me mantienen padeciendo un futuro y añorando un pasado. Son ellas las que me hacen ver que siempre falta al momento presente.
Ruido constante en  mi mente, mis oídos no pueden escuchar ni mi respiración ni latidos. Para mi, ya no se si estoy vivo o muerto, tan solo se que pienso.
Y esto también es cierto dudoso; ¿es que me pienso o me piensan las ideas que ya vienen aunque yo no las piense?.
Y así me encuentro yo, justificándome con la frase de Descartes: "Pienso, luego existo."
Porque al pensar existo; ¿y si no es así?. ¿Y si al pensar tan solo pienso y me ausento, me aislo en mi y mis ideas y no participo de la vida?.

Corren las ideas, imágenes y pensamientos. Corren los condicionamientos, las mentiras y las pautas. Corren por mi mente intentándose esparcir por mi cuerpo.
Corre el miedo para hacerme temer y poderme gobernar.

Corre todo, entre pasado y futuro, y yo me mantengo atento en mi presente. Ese momento que existe eternamente y a la vez es tan efímero.
Veo pasar a todo y lo dejo fluir. No me pertenece lo que no es mío.
Y mío es lo que hago propio; es lo que yo elijo y no lo que elijen por mi.

Y si existo y siento... no sería mejor este proceso?, no es que somos seres sensibles antes que ser mentales?.
Existir es estar en el presente.
Sentir es estar en contacto con nosotros mismos (con nuestra alma, nuestro ser divino, el dios que somos)

- Por fecha 03/03/2015 - 

Expectativa Cero


Momento de nutrirse -desde el sol-

- Por fecha 02/03/2015 - 

Expectativa Cero


FRASES XXXXXXXI

"La creatividad es la manifestación de lo divino en acción."

-

"No cae en mi la responsabilidad de la humanidad; más en mi habita la humanidad y mi responsabilidad por mi mismo."

-

"Aquello que me aterra, busca agotarme para poder controlarme. No tiene la fuerza de enfrentarme y ganarme; pero si tiene la astucia de manipularme."

-

"No existen los extremos, siempre se puede llegar más lejos."

- Por fecha 01/03/2015 - 

Expectativa Cero


En su día de trabajo

- Por fecha 28/02/2015 - 

Expectativa Cero


desde mi corazón

Cuelgan sobre mi mente, ideas pesadas, ideas que hacen que mi cabeza mire hacia abajo.
Estas ideas son pesadas para mi cerebro; hacen que él se canse y no funcione correctamente.
Estas ideas hacen que mi ritmo de vida sea aletargado y torpe.
Consumen mi energía, las ideas pesadas; y no contribuyen ni gestionan acciones. Tan solo me insertan en un círculo de reacciones repetidas.
Ando girando siempre para el mismo lado, diciendo las mismas palabras, y teniendo los mismos gestos en mi cara.

Tan solo es el acto de cortar el vinculo que tenemos con estas ideas, con estos "yunques". Es momento de liberarnos de estos patrones de conducta, pensamientos y emociones y poder elegir.
Por más fuerte que sea, por más doloroso que sea. Por más "miedo" que dé ese acto hay que tomar acción.

Libera tus pesos y permite que tu cuerpo se estire. Permite que tus pies anden en la tierra y tu cabeza en el cielo; estando atento en tu corazón.
Permite que tu parte "espiritual" sea liberada de las trabas y patrones, para tener el poder de vincularte con tu parte creativa, que desde allí se manifiesta lo divino.

Crujieron mis huesos; porque por primera vez tome una decisión. Porque por primera vez accioné y deje de lado la reacción repetida
Y hoy, no cuelga nada de mi; más yo cuelgo del cielo y me conecto con la tierra.
Y vibro y lato, desde mi corazón. Atento

- Por fecha 27/02/2015 - 

Expectativa Cero


Aquella era

Corrían los días de la modernidad, en los cuales todo era tecnología y posesiones.
En estos tiempos los colores eran medidos por pantallas "alta definición", los sonidos por sistemas "surround", el tacto por efectos en realidad virtual.
Las conexiones de la gente, con la gente era a través de un juego, una consola o computadora.
Los vínculos se gestaban entre excesos y aplicaciones del celular.
El valor de cada cual pasaba por su posesión y por la marca de lo que poseía; es decir, yo era una persona con un "BMW" año 2013 y por consumir tanto efectivo por salida.
Aquí el respeto estaba contabilizado por la cantidad de personas que lograba conquistar en el menor tiempo posible.
El amor era tan solo una fachada, falsa, desde la cual se corrompía al amor mismo, y a lo que realmente representa.

Esos tiempos de incertidumbre e ingenuidad llegaron a su apogeo y la especie humana llego a ser una especie inhumana.
La han categorizado así porque lo natural de esta especie fue corrompido y manipulado; han hecho que de la unidad se llegue a la individualidad y que de la cooperación se llegue a la competencia.

Aquellos tiempos fueron los más oscuros que esta especie humana, esta raza humana, llegó a vivir. En estos tiempos la luz se filtraba entre nubles oscuras, que estaban por sobre la cabeza de las personas, por las que no pasaba la luz divina.

Esto fue así hasta llegar al punto del exterminio; casi casi se acaba esta raza humana, casi se termina esta especie.
Aquellos tiempos fueron difíciles y tortuosos. Difícil era vivir de otro modo, ya que a uno lo señalaban desde todos lados. Tortuoso porque uno debía callar lo que provenía desde su corazón y su consciencia.

Hoy me encuentro escribiendo estas lineas, debido al cambio ocurrido.
Las masas dejaron de estar del lado de la necesidad y de la posesión. Individualmente se fue despertando, uno por uno; uno tras otro se fue compartiendo este conocimiento y se fue expandiendo.
Fueron creciendo las cantidades hasta que se llegó al punto de no-manipulable por aquellos que manipulaban.

Su mayor fuerza fue su mayor debilidad. Dividir a la unidad llevo a que las partes se volvieran a unir. Porque los extremos se tocan.
Porque separar tantos planetas y estrellas es como se creó la galaxia.
La consciencia elevo su estado y sobresalió de la pauta establecida y del patrón dictador de aquella inhumanidad.

Aquella era moderna y pos-moderna; aquel momento en el que la especie humana, la raza humana, debió tomar la decisión de quien ser, en la unidad. Concebirse uno con uno mismo y luego aceptarse iguales a los otros.

Hoy, esta historia refleja el mayor logro de esta especie; que será compartido por todas las especies y razas.

- Por fecha 25/02/2015 - 

Expectativa Cero


La naturaleza, bella musa

- Por fecha 24/02/2015 - 
Expectativa Cero


La frase que me dijo

"El sol salió tanto para mis ojos como para los tuyos; tan solo yo abro mis ojos, mientras tu cierras tus ojos y los fuerzas por no ver."
Me dijo esto esto con la sonrisa de quien está en paz, aquella sonrisa que no es ni forzada ni que muestra todos los dientes. Es aquella sonrisa que denota que la paz proviene de su corazón.
Yo lo escuche, queriendo comprender lo que me decía; es decir, quería poder aprehender la información que me estaba dando.
Estaba ciego, y eso si lo sentía, pero no podía ver lo que el me mostraba.
Sus palabras se repetían en mi mente, como un eco que nunca se acaba. "mientras tu cierras tus ojos y los fuerzas por no ver."...
Se repetían sin sentido dentro de mi cabeza y quería comprender como era posible que tuviese cerrado mis ojos y que, peor aún, lo hiciese con toda mi fuerza.
Sus palabras me atraparon y me senté en aquella roca, en aquella colina. Y me dispuse a mirar lo que había por ver, y comencé viendo a los niños y sus madres, a los perros y a los arboles; al camino y a la gente transitándolo.
Mientras más miraba, mas sentía que mis ojos seguían cerrados.
Este hacer se transformo en un ritual para mi; cada día tomó la seriedad de abrir mis ojos y ver.
El se sentó junto a mi, con sutileza y gracia. Me dijo "cuanta más fuerza hagas por ver, es cuanto más lo resistes. Permítete observar la vida."
Entre mis debates y momentos de lucidez fui pudiendo ver la diferencia que el me planteaba.
Ver y mirar no es lo mismo.
De a poco pude ir sintiendo esto, de a poco pude ir comprendiendo la diferencia. No tiene que ver con la palabra en si; tiene que ver desde el lugar en que yo esté observando.
Una mañana este hombre pasó y me dijo en voz baja "veo que ya tus ojos están viendo la luz; veo que estas pudiendo observar todo lo que el universo te da".

Hoy en día no recuerdo quien era esta persona. Como que nunca la podía ver, aunque si escuchar.
Su voz era muy cerca y con un tono muy conocido... hasta podría decir que era yo quien me estaba asistiendo para aprender a observar la vida.

- Por fecha 23/02/2015 - 

Expectativa Cero


Bendito burro

- Por fecha 22/02/2015 - 

Expectativa Cero


Hoy cuento una parte de mi vida

Y hoy es que puedo contar parte de mi vida; cuando ya he vivido otra parte. Cuando ya he tenido tiempo y espacio, cuando ya he tenido la posibilidad de poder ver con objetiva mi experiencia.
Al principio todo parecía normal y cotidiano. Todo tenía ese color que me habían dicho que mis ojos debían ver.
La vista no era mala, era buena en sí. Era un lugar con formas ya establecidas y, si ello no te importaba, estaba todo en orden.
Uno no se puede quejar de lo que no sabe que les es incómodo, se entiende?. Si mis pies sintiesen una piedra en mi pie, desde el primer día de utilizar mis zapatos y, que aparte, me dijeran que eso es lo normal no habría que decir ni discutir.
Y así ha sido mi vida en aquellos años de mi vida, en colores ya pintados, en ideas ya pensadas. En palabras ya dichas y en actos ya repetidos.
La vida ha sido buena y bella en ese entonces, si uno no se disponía a ver nada de lo que no había que ver ni a escuchar lo que no había que oír.
Y hubiera sido así por toda mi vida, que no tiene mucha duración en si misma, tan solo unas décadas, menos de diez.
Tan solo un día todo sucedió, todo cambio; no fue un cambio ni tan fuerte ni tan brillante.
No hubo algo que marcara la diferencia en si; fue algo tan sutil como en sentir la briza en mi cara. Suave e imperceptible, así llego el cambio, esa pequeña chispa que inicia el fuego, aquel destello de energía que da inicio al cosmo.
Luego de eso todo fue caos, fue peor de lo que había sido; pero eso fue solo el comienzo. Con el tiempo, fui comprendiendo mi nuevo andar, mi nuevo pensar y mi nuevo sentir.
Comencé a ir disfrutando las experiencias que parecían dolorosas; eran así porque yo era quien no quería sentir. Al sentir, primero todo es raro e incómodo más con el tiempo va cambiando la percepción y se comienza a sentir lo que realmente se siente.
Y con el tiempo ... el color de las cosas tomo su propio color. El aroma de las flores toman el aroma que ellas tenían desde siempre. Con los días, meses y años el ritmo de mi vida fue de vida, y cada paso glorificaba al próximo.
Con la distancia fue que pude ver mis pasos y los paisajes que me rodeaban. Con entereza fue que pude darme vuelta y ver de donde venía. Con amor fue que pude aceptar mi pasado y aceptarlo como un bello ejercicio para estar a donde estoy.
Con la práctica que tiene un maestro, aprendí a aprender a ser aprendiz ante todo; a saber que un real maestro es aquel que se sienta con su aprendiz para revivir aquel aprendizaje y recordar como es el crecer.
Así es como hoy me doy vuelta y veo, como hoy me doy cuenta y siento. Así es como hoy me doy mi espacio y me siento en mi vida.

El pasado, aquel momento que ya no forma parte de mi presente, en si, transita en una nube que intenta atraerme y meterme allí, para tenerme perdido dentro de ella. Es el pasado quien busca crearme esa imagen para mi futuro.
Más soy yo quien veo mi presente, veo el paisaje en mis ojos y el aroma lo siento en mi nariz. Soy yo quien siente mis piernas pisar sobre esta tierra de vergel y belleza.

Y es por ello que hoy puedo contar aquella parte de mi vida, porque ya no es parte de mi vida y porque la puedo amar sin juzgar.

- Por fecha 21/02/2016 - 

Expectativa Cero


Yendo a trabajar

- Por fecha 20/02/2015 - 

Expectativa Cero


Así ha de ser

He muerto tantas veces, que a mi momento de morir ya se como moriré.
He muerto en mis elecciones que no me reprensentaban; como también he muerto a cada "NO" que he dicho sin desearlo, tan solo por miedo o inseguridad.
He muerto por no saber expresarme ni por saber mostrar mi amor libremente. También he muerto cada vez que rechace un abrazo, un beso, un cariño y un gesto de contención.
He muerto miles de veces en mi vida y hubiera seguido así si no fuese porque llegó un día en que elegí.
Elegí vivir, elegí suicidarme y no morir.
Elegí tomar la decisión más peligrosa para mi, el acto más dañino. Elegí recibir un beso, un abrazo; elegí dar mis lágrimas a hombros de otros.
Elegí comunicarme y contener, elegí liberarme y quitar las trabas que me había impeusto a mi mismo.
Elegí suicidarme, elegí morir por mi cuenta; elegí vivir por fuera de lo que me dijera mi miedo y mi duda, mi inseguridad y desconfianza.

Elegí sobreponerme a lo pautado, a lo estructurado. Elegí gritarle a mi patrón -el patrón de mi conducta motriz, mental y emocional- y decirle "ya basta. aquí soy yo quien gobierna mi vida. quedas desterrado de este, mi reino."

Y allí, cuando pense que me suicidé, vivi. Allí fue cuando comprendí lo que es vivir y pude sentirlo en cada célula de mi ser; porque andamos corriendo para no estar despiertos. Porque estar despierto es caminar con la liviandad de una hoja, con la gracia de un la más bella danza; porque sentir el cuerpo y saberse uno quien lo maneja es un momento de júbilo y gloria.

Porque morir no es ponderante. Porque todos lo haremos en algún momento.
Pero cuantos podrán decir que vivieron realmente; despiertos realmente.
Cuantos podrán decir que sintieron su sangre correr por sus venas y el aire danzar en sus pulmones.

Cuantos sabrán que sabor tiene el amor y cuantos sabrán de que color es la risa...

Y practico mi morir, para vivir. A cada muerte, a cada suicidio, me concibo mejor despierto, mejor consciente de mi vida y de mi responsabilidad en ella.
Quien es rey puede proclamar su reino.
- Por fecha 19/02/2015 - 

Expectativa Cero


"En la naturaleza no existen recompensas ni castigos - Existen consecuencias"

Sabia maestra

- Por fecha 18/02/2015 - 

Expectativa Cero


La oruga

Aquella tarde estaba en un jardín muy lindo; estaba relajado y distendido. Disfrutando del paisaje y las flores, del aire limpio y de el sol en mi cuerpo.
Y todo era lindo hasta que veo una oruga; ella estaba comiendo una planta hermosa. Estaba quitándole belleza a la planta y eso me enojó.
Quien era la oruga para estar lastimando y quitando lo lindo de aquella planta. Y como ella no puede defenderse, yo actué en su nombre.
No, no la maté como pareciera. Tan solo la quité de esa planta y la dejé en otra planta, una más común.
Transcurrieron muchos días y con el paso de ellos yo me fui olvidando de aquel suceso. Hasta el punto de que pasó a ser un recuerdo olvidado.
Hace unos instante pasó volando una mariposa delante mío; y yo me extasié por su presencia. Sus colores eran únicos e irrepetibles; las formas eran armoniosas entre sí.
La seguí con la mirada y vi bailar con el viento; ningún animal la molestaba pues ella era la representación de la belleza en si misma.
La mariposa bajo suavemente hasta posarse en mi nariz. Este acto me llenó de júbilo.
Me sentía el encantador de mariposas.
Esto duró hasta que ella me habló y me dijo: "Yo soy quien tu quitaste de la planta bella; yo soy parte de aquella planta. Yo soy la oruga que estaba siendo malvado para tí. Los juicios nos hacen perder la perspectiva. Perder la perspectiva de las cosas hace que cometamos errores, pensando que son actos ciertos.".
Y aunque no puedan creerlo, me dio un beso con su lengua y se fue volando...

La perspectiva, es un bello acto hacer uso de ella

- Por fecha 17/02/2015 - 

Expectativa Cero


Dos imágenes

- Por fecha 16/02/2015 - 

Expectativa Cero