Así ha de ser

He muerto tantas veces, que a mi momento de morir ya se como moriré.
He muerto en mis elecciones que no me reprensentaban; como también he muerto a cada "NO" que he dicho sin desearlo, tan solo por miedo o inseguridad.
He muerto por no saber expresarme ni por saber mostrar mi amor libremente. También he muerto cada vez que rechace un abrazo, un beso, un cariño y un gesto de contención.
He muerto miles de veces en mi vida y hubiera seguido así si no fuese porque llegó un día en que elegí.
Elegí vivir, elegí suicidarme y no morir.
Elegí tomar la decisión más peligrosa para mi, el acto más dañino. Elegí recibir un beso, un abrazo; elegí dar mis lágrimas a hombros de otros.
Elegí comunicarme y contener, elegí liberarme y quitar las trabas que me había impeusto a mi mismo.
Elegí suicidarme, elegí morir por mi cuenta; elegí vivir por fuera de lo que me dijera mi miedo y mi duda, mi inseguridad y desconfianza.

Elegí sobreponerme a lo pautado, a lo estructurado. Elegí gritarle a mi patrón -el patrón de mi conducta motriz, mental y emocional- y decirle "ya basta. aquí soy yo quien gobierna mi vida. quedas desterrado de este, mi reino."

Y allí, cuando pense que me suicidé, vivi. Allí fue cuando comprendí lo que es vivir y pude sentirlo en cada célula de mi ser; porque andamos corriendo para no estar despiertos. Porque estar despierto es caminar con la liviandad de una hoja, con la gracia de un la más bella danza; porque sentir el cuerpo y saberse uno quien lo maneja es un momento de júbilo y gloria.

Porque morir no es ponderante. Porque todos lo haremos en algún momento.
Pero cuantos podrán decir que vivieron realmente; despiertos realmente.
Cuantos podrán decir que sintieron su sangre correr por sus venas y el aire danzar en sus pulmones.

Cuantos sabrán que sabor tiene el amor y cuantos sabrán de que color es la risa...

Y practico mi morir, para vivir. A cada muerte, a cada suicidio, me concibo mejor despierto, mejor consciente de mi vida y de mi responsabilidad en ella.
Quien es rey puede proclamar su reino.
- Por fecha 19/02/2015 - 

Expectativa Cero


"En la naturaleza no existen recompensas ni castigos - Existen consecuencias"

Sabia maestra

- Por fecha 18/02/2015 - 

Expectativa Cero