La rueda

Rueda la rueda de la aventura,
rueda la rueda de la motivación.
Rueda la rueda de la duda,
rueda la rueda de la traición.

Rueda siempre rueda,
rueda sin cesar.
Quien no rueda es uno,
que se detiene a controlar.

Rueda la rueda de la vida,
rueda la rueda del amor.
Rueda la rueda de la muerte,
rueda la rueda de la eternidad.

Rodamos sin sentido,
caemos sin control.
Rodamos cuesta abajo.
cuando podríamos volar.

El ciclo de la vida es eterno,
como el de la muerte compensa.
Todo acto es hacer para creer.
Toda convicción es creer para hacer.

- Por fecha 15/02/2016 - 

Expectativa Cero



Almuerzo vegetariano (a la nepalí)

- Por fecha 14/02/2015 - 

Expectativa Cero


La madera y el fuego

La madera crepitaba con el aumento de la temperatura. Y el fuego iba pintando nuevos colores y tomando nuevas formas.
La madera no rechazaba al fuego, sino que se dejaba poseer y se mezclaba con el. Ambos dos jugaban en la creación de colores, formas y estilos. Ambos dos se sabían uno parte del otro y gozaban de esta experiencia.
Durante el transcurso de toda la noche, la madera y el fuego fueron, apasionadamente, viviendo su experiencia. Se vivieron sentidamente y se supieron estar en pleno juego y placer.
Ninguna de las dos partes se pregunto que había pasado antes no que iba a pasar después; eso no era relevante para ellas. Ellas estaban creando, estaban co-creando belleza ahora; y esto era lo que les hacia continuar en ese estado y acto.
Y la noche fue pasado, y la madera se fue consumiendo; y el fuego fue apagándose.
Llegó el momento en el que ya no quedó madera ni quedó fuego.
Llegó el momento en el que tan solo había cenizas y espacio vacío.
Ya no había madera ni fuego, no había calor ni creación. Todo había vuelvo a tener la tonalidad que el sol le daba.
Y transcurrió en una noche, en una noche de otoño, en una montaña al oeste del horizonte, en donde tan solo la naturaleza participaba.

Quien pudiese vivir como la madera, apasionadamente sintiendo la vida brotar y darle calor.
Quien pudiera vivir sabiendo que todo se acaba y sin preocuparse por ello. Sintiendo el juego del vivir y de todas las cosas en este único -y eterno- momento.
Quien viva como la madera y el fuego; es quien vive la vida con color, luz y forma. Con su estilo particular para co-crear, entre él/ella y la vida, vida y júbilo en el vivir.

Ya que aunque nuestra existencia dure más de una noche; tan solo durará menos de cien años.

- Por fecha 13/02/2015 - 

Expectativa Cero


Luna con velo
- Por fecha 12/02/2015 - 

Expectativa Cero


Preguntas que elijo decantar

Y yo a veces me pregunto.
Me pregunto sin buscar respuesta alguna; tan solo por el hecho de preguntar.

¿Por qué yo y tu somos uno. Por qué no hay diferencia, tan solo diversidad.?.
¿Por qué lo que te pasa, me pasa. Por qué somos lo mismo.?.
¿Por qué hemos organizamos y estructuramos algo que es natural y orgánico, como ser nuestra propia vida?.
¿Por qué dejamos de sentir con tal de poseer.?.
¿Por qué es que estamos aislados los unos de los otros?.
¿Por qué vemos a un hermano como un enemigo?.
¿Por qué criticamos y hacemos juicios de valor?.
¿Por qué decidimos dormir antes que despertar y vivir?.

Preguntas y más preguntas, preguntas que prefiero dejar en suspenso para que se decante el pensar y que lleguen las respuestas desde mi sentir, desde mi corazón.
Para saber hay que escuchar, escuchar al sentir explayarse; explayarse claramente, sin ideas ni pensamientos, con imágenes que vibran en uno.

- Por fecha 11/02/2015 - 

Expectativa Cero


Hacia allí ... o ... Desde allí

- Por fecha 10/02/2016 - 

Expectativa Cero


Las respuestas y los pétalos

Esta historia comienza observando uno de los más bellos jardines que pude ver en mi vida. En aquel lugar había diversidad de plantas y cada una de ella mostraba su maestría en sus flores.
Habían lirios, orquídeas, cactus, margaritas, tulipanes, cannas indias, hortensias, cerezos y claveles, entre tantas otras que ya no puedo recordar.
Los colores y aromas jugaban en mis sentidos y yo me permitía perderme allí.
Volviendo a la historia, este lugar era bello, era natural y era armónico en la participación de todas las plantas y animales.
Todas las mañanas el personaje principal se levantaba de la cama con una sonrisa, oliendo a alguno de los tantos aromas que danzaban con el aire y lentamente realizaba el ritual de bañarse, lavarse los dientes, cambiarse e ir a poner el agua a calentar, para su café.
Mientras este se iba haciendo, el tomaba su ritual de placer e iba regando a cada una de las plantas, disfrutando a cada una de sus flores; para luego tomar su café, con galletas en el mismo jardín.
Luego se iba a trabajar, a realizar sus tareas pertinentes, a pagar sus cuentas y a hacer alguna tarea antes de volver a su casa para, el día de mañana, comenzar el ciclo nuevamente.
Había sido así por varios años y el estaba tranquilo en ese ritual, cíclico de hacer y volver.
Hasta que un día algo aconteció que la tranquilidad o calma se vio tocada y sacudida; esa tranquilidad que hasta ese momento el no había visto como un estado somnoliento de transitar la vida.
Había pasado algo que le hizo a su corazón latir con nuevos ritmos, a oler con nuevos deseos. A andar con nuevo ritmo y a elegir mejor sus ropas al momento de vestirse.
Como se podrán imaginar, el había encontrado una mujer que le había "movido su piso", ese mover lo sacudió y despertó; le mostró que todo, hasta ese entonces, era casi aburrido o monótono en su vida.
Y él tuvo nueva razón de vida, nueva motivación para vivir. Nuevas ganas para hacer y una nueva musa en su vida a la cual deseaba conocer; ya que hasta ese momento era tan solo una compañera nueva de su trabajo.
Y las ansias que el tenia iban creciendo dentro de el. Y él se creo miles de fantasías y miles de ideas, el se comenzó a preguntar si ella lo veía o no, si ella lo tenia en cuenta o no. Día tras día esto fue creciendo y creciendo.
Un día, estaba en su jardín, pensativo sobre esta mujer, ese deseo y su reciprocidad. ¿Qué sería de ella?, ¿qué sentiría ella?, ¿sentiría lo mismo que él?. Y sus nervios e intranquilidad fueron creciendo hasta que, en broma, tomó una margarita y le preguntó a ella si esta mujer, esta bella mujer, lo amaba o no lo amaba.
De a uno por uno, fue quitando pétalo por pétalo al ritmo de "me ama" y "no me ama". Cada pétalo era mayor tensión en si mismo porque lo acercaba más a la respuesta final; aunque esto era un tipo de juego.
Quitó el ultimo pétalo y se escucho decir "no me ama". Se friso en ese mismo momento y se quedo duro. Contuvo su respiración y su angustia creció; su frente comenzó a tener un leve sudor frío mientras que su cara fue demostrando el miedo, el tremendo miedo, que iba creciendo dentro de el.
¿Era verdad lo que la flor le había dicho?, ¿ella no lo amaba?. ¿Podía ser que así fuese?.
Y, queriendo revertir ese miedo, pidió perdón a una nueva flor y la arranco suavemente. Y comenzó a quitar pétalo por pétalo, entre un "me ama" y un "no me ama". Y a cada pétalo su tensión interna se iba haciendo más intensa, más aguda. Su ansiedad iba creciendo exponencialmente a cada movimiento de su mano.
Y cada vez habían menos pétalos en esta flor, y cada vez iba más lento. Cada vez iba con más inseguridad y cada vez padecía más el proceso de arrancar y decir.
Quito el último pétalo y escucho que su voz decía, en tono muy bajo, "me ama". Explotó su corazón de alegría y júbilo, la angustia voló por los aires y ya era libre de todo.
Sus actitudes comenzaron a tener confianza, porque ella lo amaba. Pero volvieron a decaer... volvió su inseguridad a crecer, volvió la duda a hacerlo dudar, volvió el miedo a hacerle temer si ella lo amaba o no.
Y sin dudarlo ni un segundo, fue hasta su patio y tomo una flor, no se fijo que flor tomaba, ni que color tenía; no se percato de su perfume ni el estilo particular y único que esta flor tenía en si misma.
Tan solo tomó la flor y comenzó a quitarle pétalos al ritmo de "me ama" y "no me ama". Y fue así que la respuesta final fue "no me ama". Pudo confirmar sus miedos, ella no lo amaba; su mundo se derrumbó y se apagó.
Negó rotundamente la posibilidad de que eso fuese verdad; se había confundido él al comenzar con "me ama" al quitar el primer pétalo.
Así fue que tomo una segunda flor, de otra planta, con otro formato y otro color, con otro aroma y otra superficie. No se percató de nada de ello ya que al momento de arrancarla, fue su comenzar "no me ama" al ritmo de arrancar el primer pétalo.
Confiado de que la respuesta final sería "me ama", no aminoro su ritmo y llego a las últimos 5 pétalos de esta mammillaria -cactus-, en ese momento no recordó como había logrado traer el mismo dentro de su valija, en uno de sus viajes, hace tantísimo tiempo ya. Esos últimos pétalos fueron con miedo, el no quería saber la respuesta final, o si quería pero no quería que sea la respuesta que el no deseaba oír.
Así fue como al final, tiró la flor con un solo pétalo al piso y la estrujo con su pie. El pétalo le iba a decir que ella "no lo amaba" y el no quería escuchar eso.
Esto se tornó en su obsesión y fue arrancando flores y pétalos, teniendo sus "me ama" y sus "no me ama" como respuestas. A cada "no me ama" se indignaba y volvía a comenzar. A cada "me ama" se preguntaba: "¿será verdad o me estará mintiendo?" y volvía a iniciar el ciclo.
Duro lo que duro su jardín con flores; sucedió que en un momento ya no había mas flores que arrancar, no había mas pétalos a los cuales preguntarle y su dolor creció enormemente.
Un día no dio más con su dolor, con su inseguridad, con su intranquilidad y su angustia y fue ese día en el cual se quitó la vida, como quitado tantas flores y tantos pétalos. Y su cuerpo yacía en el piso como parte de aquel ritual de "amor y pregunta". Aquel jardín, con plantas sin flores, con pétalos tirados por todo el pasto y con un cuerpo por sobre ellos.

Murió como vivió. Preguntando las preguntas equivocadas en los lugares equivocados. Queriendo respuestas que calmaran a su ego, sin tomar noción de que las respuestas no se quieren, sino que se aceptan al momento de preguntarlas.

Yacía un cuerpo inherente, en un jardín que antes fue puro color, puro olor, pura forma, puro contenido. Enviciado por el ego y el miedo de un hombre.
Su suicidio fue por su falta de coraje.
Mejor, siempre, morir en vida que ser asesinado por nuestro propio miedo.

- Por fecha 09/02/2015 - 

Expectativa Cero



Almuerzo; rico almuerzo

- Por fecha 08/02/2015 - 

Expectativa Cero


FRASES XXXXXXX

"¿La ropa que te viste, es la que dice un poco sobre tí o es ella la que te dice quien ser?"

-

"Clavó un clavo, para sacar un clavo; y no sacó un clavo, hizo dos agujeros."

-

"Si supiera el peso de mi ideas, andaría con menos ideas y más liviano. Realizando la dieta de la libertad y aceptación."

- Por fecha 07/02/2015 - 

Expectativa Cero


Rosa China

- Por fecha 06/02/2015 - 

Expectativa Cero


FRASES XXXXXXIX

"Tu mirada dice cosas que tu boca calla. Por tu mirada es que te conozco, por tu boca conozco tu distancia."

-

"Acaricias mi cara y te siento distante.
Tus manos no están en mi cara, están en aquella cara que querrías que yo sea."

- Por fecha 05/02/2015 - 

Expectativa Cero


Delicias

- Por fecha 04/02/2015 - 

Expectativa Cero


Justo al momento

Su dolor era intenso y continuo. Su dolor era interno e inexpresable.
Su dolor estaba vinculado con sus pérdidas; y su s perdidas estaban vinculadas con todo lo que en algún entonces quiso retener.
Su pasado había sido de manipulación y negociación. Su pasado había sido, para ella, de amor y jovialidad.
Su pasado había sido y ella lo añoraba. Ella quería que ese pasado volviese, y de allí su dolor.
Su dolor que no se podía compartir ni transmitir, era un dolor que la ausentaba a ella en el ahora, donde quedaba el cascaron de una persona con lágrimas en sus mejillas y ojos vacíos y perdidos.
Su intención de retener lo que quería, su interés de consentirse en sus caprichos hizo que ella se dejase llevar en ese juego tan perverso que el ego le juega a uno mismo; y uno le deja jugar, confiando en el como en un sabio.
Y hoy su dolor llenaba todo su cuerpo y hacia que cada segundo sea una tortura.
Su sombra ya no le mostraba donde estaba, porque ya no estaba ni el para verla.
Su dolor llego a todo dolor y allí, en ese momento de acantilado y vacío, de silencio y explosión, su vida terminó.
El decidió hacerlo, y se acerco a su mesa de noche; tomo sus pastillas, con las cuales el iba a calmar aquel dolor, eternamente.
Puso una por una en su mano y cuando desde ella se cayeron al piso, detuvo su accionar.
Justo antes de tomarlas se percato de que estaba eligiendo; se percato de que su dolor no estaba allí.
Sintió que había dolor, pero no aquel dolor de añoranza ni vacío. Su dolor era de duelo. Su dolor no era malo, si el estaba para tomar nota y decisiones.
Y lo que iba a ser el fin de su vida, paso a ser el comienzo de su vida. De una nueva vida llena de aventuras, de complejidades y posibilidad; colmada por adversidades y aprendizajes.
Y su vida había dejado de estar en el pasado y estaba comenzando a tener un presente. Un presente entre sorpresas y durezas; entre mejoras y desarrollo.
Y su vida dejo de ser; y su vida paso a ser.
Y el comenzó a vivir, justo antes de suicidarse... Y, claro esta, vivió para morir otro día, hoy no.

- Por fecha 03/02/2015 - 

Expectativa Cero


En la bella transición

- Por fecha 02/02/2015 - 

Expectativa-Cero


FRASES XXXXXXVIII

Señales , no sirven para señalar sino para recordarnos lo que significan.

-

Y llegaron los cuatro jinetes; y no llegó el apocalipsis. El no se presentó.

-

El bebe crece en la panza de la madre con la convicción de que el mundo que el vive va a ser multiplicado en el afuera


- Por fecha 01/02/2015 - 

Expectativa Cero



Compartiendo piedra

- Por fecha 31/01/2015 - 

Expectativa Cero


Reyes y Reinas

Cuando elijo la inseguridad, ella reina en mi vida.
Cuando le doy el poder a mi desconfianza, la desconfianza reina en mi vida.
Cuando la duda se apodera de mi cabeza, es ella la que reina en mi vida.
Cuando la ira grita dentro -y fuera mío- es esta quien reina en mi vida.
Cuando el miedo me aconseja por donde andar, es él quien reina en mi vida.

Cuando yo le doy el poder a cualquier cosa, es ella o el quien reina en mi vida.
Mientras lo que reina en mi vida no me representa por quien soy realmente; yo existo ausente en mi vida, es decir que no existo en mi vida.
Mientras esto existe, decide, hace y vive por mi; yo vivo muerto en mi vida.
Cuando quien reina es alguien externo a mi; yo soy su esclavo.

Es por ello que propongo, desde el lugar del juego, vivir nuestra propia vida.
Y esto se realiza tan solo con tomar la decisión de quien es el rey o la reina en nuestra vida.
Cuando uno se elije a uno mismo como guía en nuestra vida, uno reina la vida.
Cuando uno toma la decisión de habitar el coraje, el amor, el valor, el respecto; es cuando uno reina en su propia vida.

Es tan solo saberse rey y reina. Es tan solo saber que esta responsabilidad nos llega de lleno, quien nos posiciona a nosotros mismos como propios habitantes de nuestra propia vida.

Por ello propongo que haya más reyes y reinas, pero de propias vidas. Que compartan y multipliquen reinados de amor, paz y libertad.
Para vivir una vida plena, honesta y de evolución, propongo ser reyes y reinas de su propia existencia.

Jueguen, como lo hemos hecho de niño; cuando en esos tiempos todo era bello y todo era posible.
Démonos la posibilidad de jugar a ser reyes y reinas y gobernemos, con amor, paz y libertad, nuestra propia vida.

- Por fecha 30(01/2015 - 

Expectativa Cero


En las montañas budistas

- Por fecha 29/01/2015 - 

Expectativa Cero


FRASES XXXXXXVII

Di un paso hacia adelante; hacia la nada. Y allí estaba, esperándome, la posibilidad del todo.

-

Tener una vida, no es lo mismo que vivir una vida.

-

Dar esperando algo no es dar; dar esperando algo es condicionar.
No me des nada, si al dar estás esperando algo a cambio.

- Por fecha 28/01/2015 - 

Expectativa Cero


Con carga, a paso lento

- Por fecha 27/01/2015 - 

Expectativa Cero


Mis dudas

Comienza a resonar una campana, una campana muy suave. De a poco su intensidad va desplazándose hacia lo agudo; y en el espacio sonoro, se gesta otra campana.
Dos campanas sonando, cubriendo dos aspectos; y yo queriendo escucharlas a ambas dos, aún sin poder comprenderlas realmente.
Entre ellas llegan más campanas a mis oídos; tantas como puede mi cerebro procesar.
Y entre estas campanas yo perdí el foco de lo que hacia, yo me desorienté y puse mi energía en las campanas y sus ruidos. En sus diversos tonos y como todas resuenan dentro mío.
Estás campanas ya han controlado mi atención; ya le pertenezco a ellas y yo he dejado de existir para mi.

A veces así siento a mi duda, que es dudar de mi.
Como cientos de campanas, sonando en diversos tonos; ocupando mi mente, acallando mi confianza.
Absorbiendo mi energía y quitándola del foco que es mi vida.

A veces así siento a mi duda; que se multiplica en cientas de miles de excusas, las cuales me llegan bombardeando hasta lo más hondo de mí.

A veces así siento a mis dudas; como campanas que captan mi atención y mi intención.
Con su ruido de inseguridad y falta de confianza en mi mismo.

- Por fecha 26/01/2015 - 

Expectativa Cero



Ventana
- Por fecha 25/01/2015 - 

Expectativa Cero


Una canción

Los sonidos que se hacen en la naturaleza me acompañan para escribir la canción que te quiero componer.
Ellos me van dictando el ritmo y, con él, el sonido de cada letra en cada lugar.
Los pájaros hacen el coro, de mi carta en forma de tema de música.
El viento hace el ritmo sutil, del suspenso en mi pensar.
El agua da la bravura de los tambores; aquellos tambores asemejados a mi corazón al escribir lo que siento.

Toda la naturaleza participa de mi experiencia, de mi canción.
Todos están conmigo, jugando a crear lo más fiel posible, una copia de mi realidad. Una copia de mi sentir, una copia de lo que experiencio en este momento, en esta orilla, en este río, en este lugar.

Y al terminar de crear este tema, dedicado a ti desde mí. Me percato que el tema está dedicado a mí, a lo que yo siento, a lo que tu vales en mi.
El tema está dedicado para que yo pueda gozar la experiencia que tuve con vos, no para decírtelo a vos; sino para decírmelo a mi.

Y el tema pasó a ser un tema para mi, para mi vida, para todo lo que me rodea. Pasó a ser del río que aporto su pasión; del viento, que aporto su melancolía.
Pasó a ser de los pájaros que acompañaron cada momento; pasó a ser de todo lo que me rodea y vive esto que yo estoy viviendo...

Y tu... tu que has sido mi musa, te agradezco de corazón por haber transitado junto a mi; por haber estado en mi experiencia. A ti ya te he dado lo que sentía darte, de corazón, cuando estabas en mi vida.
Y yo... yo sigo conmigo, viviendo mi vida. Y que mejor que con una canción en mi corazón

- Por fecha 24/01/2015 - 

Expectativa Cero


Dibujos del agua

- Por fecha 23/01/2015 - 

Expectativa Cero


Y me quedé pensando

Me preguntó como estaba; y fue allí que tuve la posibilidad de descargar mis penurias y cargas. De colmar el oído de un otro, sacando a relucir mi desdicha y dolor.
Le comenté sobre mi infelicidad, sobre mis complicaciones, sobre mis mal de amores, sobre mis deudas y sobre mi complicación por pagar las cosas que me compre.
Mi charla -monólogo- duró un largo tiempo, para luego culminarla con un suspiro y una pregunta más que nada competitiva: "¿y vos como estás?."
Él se tomó un tiempo en procesar todo lo que le dije, todo lo que puse sobre la mesa e intenté que él agarre y absorba. Parece que no logré mi cometido, porque su respuesta fue:
"Yo ando bien; estoy consciente cada vez más tiempo en mi día. Y eso conlleva la responsabilidad de tomar buenas decisiones; buenas decisiones es decir lo mejor para mi siendo responsable de mi y mis actos.
Estoy en un proceso de cambio, dentro de un proceso de cambio, dentro de otro proceso de cambio. Es como el planteo de un viaje a algún lugar. Dentro de ese viaje existen otros viajes y, a su vez, ese viaje está contenido por un viaje mayor.  Se con seguridad que el "viaje mayor" es la vida y los subsiguientes son cambiantes a cada suceder.
Mi "proceso mayor" es el aprendizaje en esta vida y dentro de este, ahora, transito en el proceso sobre cambiar mi modo de accionar; y un pequeño proceso que está contenido dentro del superior es el proceso de sonreír todos los días a la mañana, al abrir mis ojos dar mi sonrisa al universo -y a mi mismo-.

Yo no supe que contestar a lo dicho y a él no le interesó respuesta alguna.
Se fue caminando, plácidamente; y yo me quedé con mis penas, las cuales ya no tenían valor ni hasta para mi.
Y me quedé pensando...

- Por fecha 22/01/2015 - 

Expectativa Cero


Avanza la naturaleza

- Por fecha 21/01/2015 - 

Expectativa Cero


Concepto

Tomo un sorbo de agua,
para saberme océano.
Inhalo un tanto de aire,
para concebir al universo.
Observo el fuego,
para saber mi volatilidad.
Acaricio un poco de tierra,
para recordar mi origen.

Los cuatro elementos residen en el primer elemento
El ser es el eje.

El ser humano, por ello es ante todo ser; y luego humano.
Desligarse de esta condición nos lleva a no ser.
No ser, padecer. Sufrir sin saber.
Quien no es, no sabe. Quien no es, no despierta.

- Por fecha 20/01/2015 - 

Expectativa Cero


Diversas facciones, diversas mentes.

- Por fecha 19/01/2015 - 

Expectativa Cero


Es momento

Supieron que cuento estaba contado, al momento de comenzar.
Es que todo cuento se repite en esta humanidad; es que las cosas giran en su mismo eje y vuelven a ser lo que fueron.
El ser humano no madura desde hace tiempo largo; el ser humano sigue siendo un niño; y como niño aniñado, no desea madurar.
El cambio sucederá y será; el cambio sucede y es.
Quien puede verlo, es porque está consciente; y si ese es su estadío es porque está despierto.
Ha dejado de ser un niño, para madurar, para responsabilizarse; para elegir con consciencia y con deseo, con amor y igualdad.
Es momento en que la humanidad -el ser humano y sus hermanos- madure a un nuevo plano de consciencia, de valores y de acciones.
Es el momento de una nueva dimensión; ya no está siendo posible continuar viviendo entre estas tres dimensiones de, pasado, futuro y tiempo. Aquí no está el presente, porque estamos nosotros ausentes; estamos corriendo entre el ayer y el mañana, mirando el reloj.
Es momento de comenzar a soltar las posesiones materiales; ya que nada nos pertenece realmente. Es que, verdaderamente, ni nosotros mismos nos pertenecemos, somos viajeros en esta experiencia llamada vida, utilizando un cuerpo el cual va a ser devuelto al universo.

Es momento para hacer, decir y sentir la verdad. Es momento de abrir los ojos, para comenzar a ver -y dejar de mirar-. Es momento de abrir los oídos, y comenzar a oír -y dejar de escuchar-.
Es momento de hacerse responsable de la propia vida, de las propias elecciones y las propias decisiones.
Es momento de soltar lo que no nos pertenece; ni lo que nos dijeron que nos pertenecía.

Es momento, y no es para hacerlo YA. Es momento, significa que cada uno, cada cual, va a tener que elegir.
Elegir por presencia o por omisión, porque hacerse el que uno no elije, es elegir también.
Dejar de mentirse; aceptar la verdad, que esta duela y sirva para encontrar el amor.

Es momento de sentir nuestro corazón, con su amor y su dolor. Habitarse y saberse sentir.
Es momento... el mío ya comenzó.

- Por fecha 18/01/2016 - 

Expectativa Cero


Por jugar

- Por fecha 17/01/2015 - 

Expectativa Cero


FRASES XXXXXXVI

Ríes porque no tienes por que reír.
Ríes porque elijes reír.
Por eso ríes.

-

Las decisiones tomadas a consciencia, no son decisiones pasajeras; son decisiones que marcan un cambio en tu vida.

-

Dejo de respirar un segundo y el segundo me parece eterno.
Respiro una eternidad y me encuentro latente.
Cuando elijo sobre mi vida, despierto.
Cuando transito sin elegir, ausente estoy.

-

Todos claman nombres, Todos reclaman nombres.
Nadie clama por su nombre. Nadie sabe su identidad.

- Por fecha 16/01/2015 - 

Expectativa Cero



Observándolo observar

- Por fecha 15/01/2015 - 

Expectativa Cero



Se sentó -usando de respaldo una piedra-

Se sentó en aquella planicie; por el solo hecho de hacerlo. Eligió frenar su andar, descansar sus piernas, relajar sus músculos y gratificar a sus ojos y su voluntad.
Se relajó contra una roca, esta vez prefirió la roca al árbol. Es que no quería que el árbol lo tapase; quería que el árbol formase parte del panorama a contemplar.
Sintió sus pies adoloridos, sus muslos agarrotados; sintió su respiración calmarse y pudo ver como, con cada respiración, su aliento pintaba niebla en el aire.
El sol ya no estaba participando del paisaje, pero todavía se encontraba pintando las nubes entre rosas, naranjas y rojos. Y con el paso del tiempo, el pintor sublime, que es el sol, decidió que era momento de cambiar la gama de colores y se retiró por completo.
Con este cambio, el frío se hizo regente del aire; y una manta lo protegió. El no quería esconderse bajo el árbol, el quería que el árbol sea parte de su paisaje.
Y vió como las estrellas comenzaron a salir a jugar, a conformar figuras, tantas como posibles crear con la imaginación.
Y aunque la gélida noche quitaba temperatura en su cuerpo, la sonrisa de este hombre seguía firme y gloriosa; como se puede sentir el júbilo de un cóndor al desplegar sus alas o el de un gorila golpeando su pecho plateado.
Y aquel panorama, tan conocido por él, fue un nuevo paisaje para su retina y su mente. Pinto en su memoria nuevos colores y formas.
Todo era tan conocido y a la vez tan distinto. Esta llanura era parecida a las tantas que el ya había transitado, y aún así era distinta. Esto era algo que nunca se pudo explicar en su mente, pero que su corazón se lo decía con firmeza; y el creía en su corazón.
Algo le resonaba que el ver este paisaje era ver todos los paisajes anteriores y los que vendrían también.
Y el se deleitaba con ese sentimiento de atemporalidad y eternidad.

El cielo, las estrellas, el árbol, el pasto, la piedra; los colores y el aroma. Todo es eterno, todo es lo mismo y aun así todo es cambiante.
Él se sentó a disfrutar del paisaje, y quería que el árbol estuviese en él; para poder ver y sentir la totalidad. Tanto en el afuera como en el adentro, y en la interacción entre estos dos.

- Por fecha 14/01/2015 - 

Expectativa Cero


El paraíso es aquí -y ahora-

- Por fecha 13/01/2015 - 

Expectativa Cero


sobre el ciclo

No existe maestro si no existe, primero, un aprendiz.
No existe un aprendiz, si primero, no existe un maestro.
Ambos dos deben sucederse en el mismo momento, y ambos dos deben ser conscientes del suceso.
Ambos dos son maestros; ambos dos son aprendices.

El aprendiz que no se concibe aprendiz, niega su aprendizaje.
El maestro que se cree maestro, ha olvidado el ciclo de la rueda.

Todo tiene su eterno girar, su eterno cambiar.
El ciclo del cosmos se refleja en nuestras células.
El ciclo de la vida se refleja en el de la -supuesta- muerte.

La impermanencia libera las posesiones.
La aceptación libera las negaciones.
La experiencia libera los resultados.
La vida libera la muerte, que es la estaticidad en todo caso -estaticidad que no existe realmente-.

Ciclos; espirales ascendentes y descendentes.
Ciclos, no existe nada permanente.
Aprendizajes conscientes. Sonrisa en cuerpo y mente.

- Por fecha 12/01/2015 - 

Expectativa Cero


Aguardando

- Por fecha 11/01/2015 - 

Expectativa Cero


FRASES XXXXXXV

En una isla desierta o en una ciudad repleta; ¿donde es que me encontraré más solo?

-

El pájaro no envidia al pez. Como el pez no envidia al canguro.
El humano, envidia a todo y todos; carente de conciencia propia.

-

Un hilo pende de mi, no yo de un hilo.
Perspectivas confusas que le dan poder a quien no lo tiene.

- Por fecha 10/01/2015 - 

Expectativa Cero


Entre esconderse y comer

- Por fecha 09/01/2015 - 

Expectativa Cero


Sobre el tener

Ten mi orgullo, ya no me guía.
Ten mi indiferencia, ya me importo y me importas.
Ten mi desgano, ya he comprendido la voluntad.
Ten mi maltrato, ya he aprendido a bien-tratar.

Ten mi silencio, ya he aprendido a dialogar.
Ten mi insulto, ya he aprendido a bien-decir.
Ten mi ira, ya he aprendido a jugar.
Ten mi odio, ya he aprendido a amar.

Ten todo lo que ya no me representa.
Ten todo lo que me agota y agobia.
Ten, tú, que recibes todo con amor y sin juicio.
Ten, tú, universo; y libérame a mi, en mi experiencia, para  poder vivir mejor.

Ten... y al dar, aprendo a recibir.
Ten... y al recibir, aprendo a comulgar.
Ten... y culmina esta frase con tres estilos
Tengo y tienes; tenemos la posibilidad para cambiar.

- Por fecha 08/01/2015 - 

Expectativa Cero


Carnes argentinas

- Por fecha 07/01/2015 - 

Expectativa Cero