Las barreras y hoy

Se corren mis barrearas y por entre ellas pasan mis emociones, rompiendo con toda pauta establecida de hombre duro, de hombre no sensible.
Brotan y salen por mis ojos, mis gestos; hasta por mis poros.
He sido duro e insensible por mucho tiempo, he sido una persona sin emociones ni dudas internas.
En eso me he armado y preparado. Y hoy, todo lo estructurado ha caído sin posibilidad alguna de que haga algo yo.
Ahora esta todo blando, desarmado, sensible por demás. Hoy me siento tan humano como nunca en mi vida y no puedo frenar este brote que explota y se esparce por todo mi.
Sucedió que hoy, ahora, he visto por primera vez los ojos de mi hijo.

Ante tal suceso, no hubo estructura que pudiese frenar el empellón que el amor impuso sobre mí.
Y mañana podrá volver todo a ser lo mismo, no lo sé. Si sé que ahora volví a sentir, realmente sentir y esa sensación me hace más consciente de mi vida

Expectativa Cero