Sobre los ciclos

Finaliza un año, comienza uno nuevo. Estructuras de pensamiento, nuevamente.
Todo es un ciclo y estos no finalizan, sino que evolucionan o involucionan en la existencia y experiencia.

No termina nada que nunca empezó, tan solo transmuta y transciende la forma.

Finaliza una vida, finaliza un año. Al apego esto lo aterra, aún así lo necesita para medir, como control, para sentir que tiene potestad sobre algo más allá de él. Y mientras hace eso deja de estar participando y actuando en su vida, que es lo único real.

Los ciclos cambian, como la naturaleza cambia; el cambio es movimiento en tanto el fin y el inicio es estructural y sin cambio. Las estructuras se construyen y destruyen, y en ello tampoco existe transformación.

Que en cada día exista la consciencia de la vida misma. Que cada minuto sea la gratitud de estar vivo en ese mismísimo momento presente.

Expectativa Cero