Mejor es

Queriendo estar seguro, me encierro en mi "casa" y miro la inseguridad, a través de mi "ventana", a todo lo que por fuera pasa.
Encerrado dentro de mi "casa" temo por mi seguridad.
La inseguridad y la seguridad se unen por opuestos; se unen porque dentro mío está el mismo sentimiento de miedo. Ese modo de ver, pensar y sentir la vida en el que todo es peligroso para mi.

Así me encierro y me aíslo; así me pongo agresivo y agravio.
Así temo y ataco; así no-vivo y muero.

Estar encerrado, cuidándome, es estar estático; sin movimiento.
La vida tiene por premisa el cambio y el movimiento.

Es por ello que cada vez que me encuentro mirando a través de aquella "ventana", me detengo y corrijo.
Veo que estoy eligiendo y donde estoy habitando; si mi vida o mi muerte.

Mejor estar andando, haciendo y tomando riesgos que estar aislado, estático y con miedo.

Mejor es vivir y no estar muerto en vida.

Expectativa Cero